El visitante encontrará en Sukal un lugar de reposo y encuentro, rodeado de flores y belleza, ya que aquí está todo dado para que la gente se sienta bien.